Vicente tiene 32 años y nació en Manhiça (Maluana) provincia de Maputo. Tenía otros tres hermanos albinos y dos ya no están, una de ellas murió de cáncer de piel. Tiene dos hijas, una de ellas también es albina. Vicente fue secuestrado a los 15 años, pero consiguió escapar de una mutilación segura saltando en marcha del coche en el que lo llevaban narcotizado. Él, junto con Peruca, hacen la atención domiciliaria y el seguimiento de las personas con albinismo en el Centro de las Mercedarias de T3.

1 comment

  1. Se trata de mostrar unas vidas condenadas al aislamiento sin esperanza a causa de un tabú cultural aberrante. Quienes han osado en revelar esta situación mil veces injusta tienen un gran valor.

Responder a Sabin Aduriz Cancelar respuesta