Marcelino Peruca tiene 25 años y es Educador Social. Estudió Acción Social en el Instituto María Madre de África. Nació en una familia pobre en el campo en Chimoio (provincia de Manica), desplazados en el año 2000 a Maputo por la pobreza, buscando mejores condiciones. Es huérfano de madre y su padre trabajó como agricultor. Su sueño es seguir estudiando y formarse más para poder ayudar más y mejor. Le encanta bailar marrabenta, tocar el teclado y cantar en la iglesia Evangélica a la que pertenece. Él es quien visita a las personas con albinismo en sus domicilios, junto con Vicente. Con su callada presencia y su sonrisa amplia, contrasta con el bullicioso estar de Vicente.

Deja un comentario